domingo, 13 de diciembre de 2009

INVESTIGACION SOBRE CLINICAS DE ABORTO EN WISCONSIN

En este video vemos a una joven que entra encubierta a una clínica de Planned Parenthood en Wisconsin, y cómo las enfermeras y médicos que allí trabajan insisten en decirle que lo que lleva dentro no es un bebé... y que mientras no sea un bebé no hay problema en abortar.

La solución a la sobrepoblación y a la pobreza, no es el aborto, ni siquiera la anticoncepción. La solución a los embarazos no deseados es la ABSTINENCIA, y el Verdadero Amor!!!

Eduquemos a nuestros hijos para que sepan lo que es el VERDADERO AMOR, y ¡¡defendamos la Vida!!

viernes, 6 de noviembre de 2009

NULIDAD ECLESIASTICA DE MATRIMONIO

Este es un tema que muchos, incluyendo la mayoría de católicos, no conocemos bien. Hay incluso, una mala publicidad ante este proceso que es un servicio de justicia, en la búsqueda de la verdad.

En una página del Tribunal Eclesiástico de una región de España, encontré estas preguntas frecuentes, que pueden aclarar algunas dudas, hay que recordar sin embrgo, que este proceso lo que busca es encontrar si hubo alguna causa para que el matrimonio fuera válido o nulo, no es un proceso de "ANULACIÓN", sino de "NULIDAD":


1.- ¿Quiénes pueden solicitar la nulidad matrimonial?
La pueden solicitar uno o ambos cónyuges que hayan contraído matrimonio por la Iglesia. El cónyuge que la solicita es la parte actora en la causa y el otro la parte demandada. Los bautizados casados sólo por lo civil no pueden pedir la declaración de nulidad eclesiástica de su matrimonio.

2.- ¿Qué es la nulidad matrimonial?
El matrimonio es indisoluble, nadie puede romper el vínculo que nace del consentimiento de los esposos. Para la Doctrina Católica el divorcio no disuelve el matrimonio. Una "nulidad matrimonial" es un proceso judicial mediante el cual se trata de demostrar que antes de casarse existían motivos lo suficientemente importantes, que hicieron el matrimonio nulo. No es que la Iglesia anule un matrimonio válido, cosa por otra parte es imposible, sino que se constata que hubo motivos anteriores al mismo que hicieron inválido el matrimonio . No se anula un matrimonio, se declara que desde su celebración es nulo, y que por lo tanto no ha existido.


3.- ¿Cuándo se puede iniciar el proceso de nulidad matrimonial?
Lo recomendable es que se luche por salvar la convivencia y el matrimonio. Hay que buscar ayuda y orientación sobre terapias matrimoniales. Si después de todo ello no hay solución posible y se ve que hay indicios evidentes de nulidad, se puede solicitar en cualquier momento después del matrimonio.

4.- ¿Y si hay hijos por medio...?
No tiene nada que ver. Un matrimonio que haya tenido hijos puede pedir la nulidad matrimonial. Los hijos quedan en la misma situación de hijos matrimoniales con los mismos derechos y deberes.

5.- ¿Cuáles pueden ser los motivos de nulidad matrimonial?
Los motivos son las causas de nulidad, están enumeradas en el Código de Derecho Canónico, aquí exponemos un resumen.

» Cuando uno o ambos esposos son incapaces por una causa de naturaleza psíquica (c. 1095)
» Por Carecer de suficiente uso de razón, es decir que no puede saber y conocer qué es el matrimonio
» Por padecer un grave defecto de discreción de juicio acerca de los derechos y deberes esenciales del matrimonio. No fue capaz de ponderar y valorar "su matrimonio". Es la famosa "inmadurez canónica"
» Por no poder asumir las obligaciones esenciales del matrimonio por causas de naturaleza psíquica. Si el que se compromete a algo no es capaz de cumplirlo el compromiso no es válido.
» Otro bloque de nulidades tienen su origen en la simulación (c. 1001).
» El matrimonio canónico tiene una serie de propiedades y cualidades esenciales y la persona que lo celebra no puede quitarlas a su antojo. El contrayente expresa que acepta el matrimonio con todas sus cualidades y propiedades pero internamente excluye alguna o algunas: la fidelidad, la indisolubilidad o la descendencia y su educación. En estos casos se da una simulación parcial. Pero si lo que excluye
es el matrimonio mismo, quiere no casarse, lo hace para conseguir algo o evitar algo, entonces estamos ante una simulación total. Las simulaciones son difíciles de probar porque nos movemos en lo interno de la persona, en un acto de la voluntad que no siempre se expresa exteriormente.
» También el consentimiento puede estar viciado por el error, por el dolo y la ignorancia (c.c. 1097 y 1098)
» Error en la persona, cuando me caso con la persona equivocad (caso de gemelos)
» Cuando esta persona no posee la o las cualidades por las que he decidido casarme con ella puesto que quiero un marido o una esposa con esas cualidades. Han de ser cualidades relevantes. La inexistencia de las mismas puede ignorarse por desconocimiento o por haber sido inducido mediante engaño por la otra parte. En ese caso el error se llama doloso.
» En algunos casos una parte oculta a la otra alguna circunstancia
importante: una enfermedad, suceso del pasado, etc. para así conseguir su consentimiento. Se trata del dolo que también hace nulo el matrimonio.
» También puede ser nulo un matrimonio si uno de los esposos contrae ignorando qué es el matrimonio canónico o con una mentalidad errónea sobre alguna de sus propiedades esenciales, es decir, sin saber a lo que se compromete. Es muy raro que esto se dé pues a todos los contrayentes al realizar el expediente y en los cursos preparatorios se le explica las cualidades y propiedades del matrimonio canónico.
» También es nulo el matrimonio contraído por violencia o por miedo grave, para librarse del cual alguien se vea obligado a casarse (c.1.103)
» Es nulo el matrimonio celebrado bajo condición (c. 1.102) de que
algo se realice en el futuro, que es aquel en el que la voluntad de uno o de ambos subordina el nacimiento del vínculo al cumplimiento de una circunstancia o acontecimiento.
» Y por último es nulo el matrimonio celebrado con defecto de
forma o con un impedimento que no se puede dispensar (por ejemplo impotencia sexual) o que siendo dispensable no se obtuvo la dispensa (por ejemplo el matrimonio entre un bautizado y un no bautizado).

Además hay una lista de impedimentos que también harían nulo o inválido un matrimonio, pero son menos frecuentes y también implican dolo.

6.- ¿Cómo puedo saber si mi caso es nulo?
Lo mejor es ponerse en contacto con un Tribunal Eclesiástico. En primeros pasos se explica cómo hacerlo.

7.- ¿Se necesita abogado y procurador para una causa de nulidad?
Es aconsejable, no imprescindible. El abogado asesora y el procurador representa. En caso de que actúe abogado éste mismo puede cumplir ambas funciones. De hecho casi todas las partes buscan el asesoramiento de los profesionales. En primeros pasos se explica cómo designarlo.

8.- ¿Qué pasa si la otra parte no colabora?
Cuando uno de los esposos plantea la demanda de nulidad el tribunal informa a la otra parte para que responda, es decir para que fije cual será su postura en el proceso.
» Puede no contestar, ni siquiera aparecer por el tribunal. Si después de varias citaciones persiste en esta actitud se le declara ausente y el proceso continúa sin esa parte. Aunque no es imprescindible que la parte demandada comparezca siempre es mejor que así sea.
» En el caso que decida comparecer puede oponerse a la demanda incluso presentando otra demanda donde exponga su postura y sus motivos, esto se denomina reconvenir.
» Y la tercera postura procesal es colaborar con el tribunal en lo que se le precise esté o no de cuerdo con el contenido de la demanda. En ese caso se dice que se somete a la justicia del tribunal. No necesita nombrar abogado luego no tendrá que hacer frente a ningún gasto.

9.- ¿Cuáles son los pasos que se siguen en un proceso de nulidad matrimonial?
Veamos de una manera esquemática las distintas etapas de un proceso de nulidad:
1. El abogado presenta una demanda de nulidad ante el Tribunal Eclesiástico. Si hay motivos de posible nulidad, el Tribunal aceptará la demanda y comenzará el proceso. Se pone en conocimiento a la otra parte y después de oír a las dos partes (si comparecen las dos) se fijan los capítulos sobre los que va a versar el proceso en lo que se llama "fijación de la fórmula de dudas".

2. El periodo de pruebas. En primer lugar se realiza la Declaración de las partes: es la declaración que tienen que hacer los cónyuges por separado. Estas declaraciones se hacen bajo juramento. Los testigos son citados a declarar en la causa. Y cuando el Tribunal lo estime oportuno para el esclarecimiento de la causa se realizan pericias psicológicas o psiquiátricas a los esposos.

3. Conclusión y publicación. Una vez concluidas las pruebas el juez da por terminada la investigación de la causa y la publica, esto quiere decir que los abogados pueden examinar las actas para hacer las alegaciones oportunas a los temas que se han reflejado en la causa.

4. Sentencia. Publicada la causa y con el informe final del Defensor del Vínculo, los tres jueces estudian las actas y deciden mediante voto si consta la nulidad.

5. Ratificación. Si la sentencia ha sido afirmativa se envía la causa a un Tribunal Eclesiástico superior para que la examine. Cada zona tiene su Tribunal correspondiente a su provincia eclesiástica. Si por el contrario la sentencia es negativa la parte actora puede apelar a ese Tribunal para que revise la sentencia.

6. Una vez que se han obtenido dos sentencias afirmativas los esposos pueden volver a casarse. Por último estas sentencias de los tribunales eclesiásticos pueden tener eficacia civil.

10.- ¿Qué es el Tribunal de la Rota?
La Rota Romana es el Tribunal que en la Ciudad del Vaticano se dedica a las causas de nulidad matrimonial. Es la última instancia a la que se puede acudir para apelar las decisiones de los tribunales inferiores.

En Guatemala, El Tribunal Eclesiástico envía la segunda instancia al Tribunal de Quetzaltenango, El Tribunal de la Rota actúa como una tercera instancia. En el caso de que haya dos sentencias, una que afirma la nulidad y otra que la niega, el Tribunal de la Rota decide finalmente.


11.- ¿Cuánto tiempo dura y cuánto cuesta un proceso de nulidad matrimonial?
Depende de las dificultades de cada causa. Existen unos plazos legales que hay que respetar. El Código de Derecho Canónico establece que estas causas no duren mas de un año en primera instancia y seis meses en segunda. Se suele tardar esto si no se da alguna circunstancia que complique el proceso.

Los obispos de una misma Provincia Eclesiástica fijan para todos sus Tribunales unas tasas. Hay que tomar en cuenta que estos procesos son largos y las personas que se dedican a estudiar los casos normalmente no tienen otro trabajo. Los costos dependen de cada caso y del tiempo que dure cada proceso. Siempre existe la posibilidad de solicitar una exoneración de los honorarios que se deben pagar, si la persona realmente no tiene los medios para hacerlo.

viernes, 16 de octubre de 2009

¡¡¡ESTA SEÑORA ES MI TIA ABUELA!!!



Esta señora guapa de las fotos, es hermana de mi abuelita... La tía Lillian es un personaje, super jóven de corazón, encantadora!!!


No tenía idea que además tenía esta historia entre sus archivos, razón por la que paró aquí, en mi blog. Este tema de defender la vida no es de un solo sitio, con la globalización, resulta que también está globalizado el empeño de algunos por promover la matanza de inocentes.
No sé cómo hacer para que se agrande la foto... así que transcribo el texto del artículo:

Mientras que en el Parlamento continúa en debate la polémica norma para despenalizar el aborto en casos de violación sexual o si se trata de fetos con malformaciones congénitas, en Trujillo, una valiente mujer que hace 52 años decidió no abortar, pone en el tapete su estremecedor testimonio.

Se trata de Lilian Loyer de Berendson, una mujer callada, pero de mucha fe, quien decidió romper el silencio, para dar a conocer su posición sobre este controvertido proyecto.

Al llegar a su casa del jirón Bolognesi, una suave sonrisa nos dio la
bienvenida. "Jamás imaginé hacer pública mi vivencia, pero este es el
momento. Ahora es necesario hacerlo. Quiero compartirla para que otras mujeres se llenen de fortaleza, y no permitan el aborto", dijo con voz entrecortada, pero muy segura.

Contó que al salir embarazada de su tercer hijo, al que esperaba con la
misma ilusión que a los dos mayores, Walter y Lily, sufrió un grave cuadro de rubéola, precisamente en el segundo mes de gestación.

"Los médicos que me atendieron, entre ellos un familiar, coincidieron en señalar que no existía otra opción. Tenía que someterme a un legrado, que que mi hijo nacería deforme", cuenta. Eso era lo que hoy sería el aborto eugenésico.

La opinión del especialista era insistente, y de muchos. Mis dudas
eran muchas y grandes. En un inicio no sabía que hacer. Confiesa que se puso en manos de Dios y de la Virgen María, y se dejó llevar por su fe. Oré mucho y se lo ofrecí.

"Sabía que el principal derecho humano, es el derecho a la vida. Soy
una convencida de que nadie tiene derecho a matar sin recibir castigo. "Todo ser humano merece nacer y morir naturalmente", expresó.

Sostiene que era consiente que el feto que llevaba en su vientre, no era de su propiedad a pesar de estar en su cuerpo "La madre y el embrión son dos seres individuales, y cada uno tiene sus derechos. Si bien la mujer tiene el derecho sobre su propio cuerpo, no tiene derecho alguno a interrumpir la vida de su hijo solo porque lo tiene en su seno durante la gestación." manifestó emocionada doña Lilian.

UN DÍA DECISIVO
Tras la rubéola, pasaron los días y su decisión de no abortar se fortaleció, ante el asombro de muchos, contó doña Lillian.
"Fueron nueve meses muy difíciles... pero llenos de oración. Estaba
dispuesta a recibir a mi hijo con amor. No importaba cómo nazca. Sano o enfermo, con malformaciones o discapacidad, igual lo iba a querer", asegura.

El día llegó. Cuando empezó a sentir los primeros dolores, se entregó más que nunca a su fe. El 2 de julio de 1956, a las 5 de la tarde, nació el pequeño en la clínica del Hospital Belén.
"Recuerdo que me lo trajeron envuelto en pañales. Lo pusieron junto a mi cama. Quería ser la primera en descubrirlo. Cuando retiré las mantitas que abrigaban su cuerpo, comprobé que estaba sano. Era un varón robusto, hermoso y me miró con una ternura especial", cuenta emocionada.

"Fue un momento inolvidable. Agradecí a Dios por su gran amor.
En ese instante, entregué a mi hijo a la Virgen del Carmen, y me puse su escapulario, el que conservo hasta hoy junto a mi pecho", manifestó mientras besaba y abrazaba a Max, el hijo del testimonio, quien con los años se convirtió en un extraordinario sacerdote que presta servicio en nuestra arquidiósesis.



¡Felicitaciones Tía por la valentía de contar tu historia!, seguro le va a servir a muchas para ser valientes, es una muestra más de que Dios planifica nuestras vidas mucho mejor de lo que nosotros mismos podemos hacerlo.

martes, 6 de octubre de 2009


Nosotros, los ciudadanos de los estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas, en este año del 60 Aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos, adoptada y proclamada por la Resolución de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas 217 A(III) del 10 de diciembre de 1948,



Recordando que:


La Declaración Universal es el logro de un estándar común para todas las personas y todas las naciones,



Teniendo en cuenta que:


Los derechos humanos, la dignidad, la libertad, la igualdad, la solidaridad y la justicia constituyen el patrimonio espiritual y moral en el cual se basa la unión de las Naciones,


Indicamos que:


Se debe dar apropiada consideración a:

1. El derecho a la vida de cada ser humano, desde su concepción hasta su muerte natural, teniendo cada niño o niña el derecho a ser concebido, nacido y educado dentro de su familia, basada en el matrimonio de un hombre y una mujer, siendo la familia el grupo de unidad natural y fundamental de la sociedad,



2. El derecho de cada niño o niña a ser educado por sus padres, quienes tienen la prioridad y derecho fundamental a elegir el tipo de educación que se les dará a sus hijos.


Por eso solicitamos:


A todos los gobiernos interpretar de manera apropiada la Declaración Universal de los Derechos Humanos dado que:


Todas las personas tienen el derecho a la vida, la libertad y la seguridad personal (Artículo 3)


Los hombres y mujeres en edad madura, sin ninguna limitación debido a su raza, nacionalidad o religión, tienen derecho a contraer matrimonio y a establecer una familia. (Artículo 16)


La familia es el grupo de unidad natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a protección por parte de la sociedad y el estado (Artículo 16)


La maternidad y la niñez da derecho a asistencia y cuidados especiales (Articulo 25)


Los padres tienen el derecho prioritario a elegir el tipo de educación que se les dará a sus hijos (Articulo 26)



PARA FIRMAR LA PETICION, O LEERLA EN OTRO IDIOMA, ENTRAR AQUI

lunes, 28 de septiembre de 2009

DIA POR LA DESPENALIZACION DEL ABORTO

Hoy, 28 de septiembre, en América Central estuvieron promoviendo el "DÍA POR LA DESPENALIZACION DEL ABORTO", con anuncios en prensa y radio.




No tengo mucho tiempo para escribir, pero es que este tema realmente merece que le dedique algo del tiempo que me falta...


¡¡¡NO TENEMOS DERECHOS HUMANOS POR EL HECHO DE NACER, TENEMOS DERECHO A NACER POR EL SIMPLE HECHO DE SER HUMANOS!!!




Ayer estuve navegando por algunas páginas feministas locales, y me impresionó muchísimo que en una de ellas se promueve la "anticoncepción de emergencia", y claramente decía que "si estás embarazada, esto no interrumpirá el embarazo". No sé si creen que encima somos estúpidas (¿?) si el asunto es de "emergencia", que otra cosa puede interrumpir??


Me da mucha pena que haya personas que no ven que la vida que somos capaces de llevar las mujeres dentro es lo más sagrado que tenemos, nos hace participar con Dios de la creación. Y me da más pena, que haya madres que frente a sus hijos ya nacidos haga comentarios negativos acerca de ser madre nuevamente... ¿es que no se dan cuenta de que el mensaje que transmiten es que los hijos son un estorbo?


Por último, para terminar esta entrada un poco quejosa, me dejó con la boca abierta una plática que sostuve hace un par de días con un amigo que es cardiólogo pediatra: Me decía que en Europa no hay ni siquiera el 50% de las cirugías de corazón abierto que se practican en América Central en niños pequeños y recién nacidos, porque a los bebés que traen algún problema de estos, los eliminan!!



Este amigo me decía que a los 15 días de la fecundación ya hay un corazón latiendo (entre otras cosas), y a los 40 días ya está formado casi todo en el nuevo ser. Estoy segura de que si hubiera una ventana en nuestro vientre, casi no habrían abortos. Me niego a pensar que alguien mate a su hijo cociente de que es una personita...

miércoles, 23 de septiembre de 2009

"JUAN PABLO II PODRÍA SER SANTO ANTES DE FIN DE AÑO"



ENTREVISTA CON JOAQUIN NAVARRO-VALS

Primer laico que dirigió la oficina de prensa de la Santa Sede, confiesa haber recibido una oferta de millón y medio de dólares por publicar sus memorias, con las que querría dar a conocer la figura de un Papa «muy querido, pero no del todo conocido».

Sin duda el representante del Vaticano más famoso durante el Pontificado de Juan Pablo II, a excepción del propio Papa, ha sido este español de 72 años que estudió Medicina y acabó ejerciendo de periodista.

Al fin y al cabo, desde 1984 hasta 2006, Joaquín Navarro-Valls fue portavoz de Juan Pablo II y director de la oficina de prensa de la Santa Sede, convirtiéndose en el primer laico y el primer no italiano en ocupar ese puesto.

Durante 15 meses, y hasta su dimisión en julio de 2006, también trabajó a las órdenes de Benedicto XVI. Actualmente es, entre otras cosas, presidente del Consejo asesor de la Universidad Campus Biomédico de Roma, pero mantiene una estrecha relación con Ratzinger.

Le vio hace poco cuando, como colaborador de una productora cinematográfica italiana, acudió al Vaticano a mostrarle al Papa una nueva película sobre San Agustín.

Hablamos con él durante una pausa del Foro Ambrosetti, la cita que todos los años reúne en la localidad de Cernobbio, a orillas del Lago Como, a políticos, economistas e intelectuales para analizar los grandes retos del mundo.

-Durante los 22 años que fue portavoz de Juan Pablo II, ¿escribió un diario?
-Un diario propiamente dicho no, pero tomé notas. En mi ordenador debo de tener unas 600 páginas de apuntes.

-¿Y no se plantea publicarlas?
Hace un año y medio un agente estadounidense me ofreció un millón y medio de dólares por escribir ese libro, precisando que esa cantidad no era siquiera un adelanto sobre los derechos de autor, que llegarían después, y que su intención era publicarlo en todo el mundo. El problema en parte es que he aceptado en estos años una serie de compromisos profesionales y académicos que me absorben casi completamente. Tendría que dejar todo eso y pasarme un año y medio encerrado en mi habitación para escribir ese libro. No sólo sería muy interesante sino que, para mí es un imperativo moral hacerlo, porque Juan Pablo II era muy querido pero no del todo conocido.

+¿Qué cree que se desconoce de Juan Pablo II? Se ha escrito hasta la saciedad de él…
Sí, pero creo que no se conoce suficientemente a la persona, su carácter. Por ejemplo, tenía un grandísimo sentido del humor. Incluso cuando había que tratar problemas dramáticos sabía no perder su visión positiva. Estaba siempre de un humor estupendo. Cada vez que iniciaba una conversación conmigo en castellano yo sabía que me iba a gastar una broma.

-Usted ha estado casi dos años con Benedicto XVI, hasta 2006. El suyo está siendo un Pontificado salpicado por numerosas polémicas.
Benedicto XVI es el Papa de toda la historia de la Iglesia con la más brillante y numerosa bibliografía personal. Su riqueza conceptual es fascinante. Y pienso que la gente —también fuera del ámbito católico y cristiano— es consciente de ello.

-Se dice que es frío…
Yo diría lo contrario. Su forma de conmoverse —más frecuente de lo que se piensa— no es reaccionar pasionalmente frente a las cosas, sino dejarse conquistar por la sorpresa de la verdad, por el carácter inusual e imprevisible del misterio humano.
-¿Cuáles son los elementos más originales de su Pontificado?
Su confianza en la racionalidad de las personas, en su capacidad de buscar y, sobre todo, encontrar la verdad. Se trata de un estilo personal, abierto, que manifiesta la seguridad en el hecho de que la verdad es siempre «humana» en el sentido de que conocer es una tarea específica de cada ser humano. Por eso he hablado de su «pastoral de la inteligencia».

-¿Qué grandes obstáculos está encontrando Ratzinger como Papa?
Me parece que lo anunció él mismo pocos días antes de ser elegido Pontífice: la dictadura del relativismo. La tendencia en algunos lugares a relativizar todo sin darse cuenta que desde esa posición no se puede estar siquiera seguro de que todo es relativo.

-Si tuviera que señalar sólo uno, ¿cuál ha sido el mayor logro de Juan Pablo II?
Lo digo con palabras suyas: «El punto central y nuestra responsabilidad es mantener el carácter trascendental de la persona humana, que se puede convertir fácilmente en objeto». Y ese logro le fue reconocido en las Naciones Unidas, en los suburbios de Calcuta, en un leprosario en Guinea Bissau o en cualquier lugar a donde fue.

-¿Cuál es el mayor desafío al que se enfrenta la Iglesia hoy?
Casi podría repetir la frase anterior de Juan Pablo II. Porque ese desafío no es de un día sino una tendencia que se repite siempre.

-¿Qué les diría a los que, a la luz de su oposición al preservativo, la eutanasia o los matrimonios homosexuales, consideran que la Iglesia es una institución obsoleta?
Pienso que la Iglesia tiene cada vez más que ejercitar su papel ético espiritual en la más completa ausencia de cualquier otra «institución», por así decir, capaz de difundir valores. Diría que la Iglesia está proponiendo, con optimismo y tenacidad, que el ser humano no es algo sino alguien; no es una cosa sino una persona. Está enseñando a humanizar la sexualidad, a dar sentido al dolor y a la alegría. Está dando horizontes humanos al ser humano. Recordaría aquí aquella frase de Pascal que podría resumir mi respuesta: «El hombre supera infinitamente al hombre».

-¿Hay algún error, en los 22 años que ha estado como responsable de comunicación del Vaticano, del que aún se arrepienta, algo a lo que todavía hoy día le siga dando vueltas?
No me corresponde a mí valorar mi propio trabajo. Sería vano e inútil. Pero normalmente no vuelvo a aquellos años para analizar hipótesis sino para profundizar en el significado de los hechos vividos. Muchas veces, entonces, tuve la sensación de vivir la Historia mientras se estaba haciendo. Fueron unos años bellísimos, extraordinarios…

-«Santo subito», gritaba la gente tras la muerte de Juan Pablo II. ¿Cuánto cree que falta para que sea elevado a los altares?
Desde el punto de vista estrictamente técnico, podría estar todo listo antes de que acabe el año. Los dos pasos que quedan, técnicamente hablando, son el decreto de virtudes y la declaración del milagro, del que se le atribuyen varios, uno especialmente claro. Técnicamente, por tanto, podría estar todo listo antes de final de año. A partir de ahí, todo depende del Santo Padre.

viernes, 4 de septiembre de 2009

UNA TERRIBLE NOTICIA

Hace muchos meses que no tengo ningún contacto con una vieja amiga. Nos alejamos por varias razones, entre otras cosas, porque no estuve de acuerdo con algo... pero la verdad ya lo olvidé.

Hace unos días me enteré de que su hijita de 7 años tiene un tumor en la base del cerebro. Parece que todo comenzó hace algún tiempo, había habido algunos síntomas, aislados, que no llevaban a pensar en nada como esto. Últimamente la cosa se fue poniendo peor, y finalmente hubo un diagnóstico. La cosa no pinta bien, no hay cura y no hay muchas esperanzas.

En estos momentos toda su familia está muy afectada, no han terminado de realizar la situación y el dolor es muy grande como para hacer algo más.

Quisiera que ella sepa que estoy aquí, que no pasó nada, que sigo siendo su amiga, porque al fin y al cabo la amistad es para los momentos difíciles, que rezo por ellos, para que se haga la Amorosísima Voluntad de Dios.

Amiga, si necesitas que te cocine, que te acompañe, que te lleve a algún lado, que lloremos juntas, o que no lloremos.... lo que necesites, AQUI ESTOY!!

Por favor, recemos por mi amiga, gracias!

lunes, 10 de agosto de 2009

POR QUE NO FUNCIONA EL SOCIALISMO

RELATO DE UN PROFESOR DE ECONOMIA

Un reconocido Profesor de Economía de una Universidad relató que él nunca había reprobado a ninguno de sus estudiantes, pero que en una ocasión tuvo que reprobar a la clase entera.

Cuenta que en esa clase los alumnos insistían en que "el Socialismo SI funciona", que en ese sistema no existen ni pobres ni ricos, sino que todos alcanzan una feliz igualdad. Total igualdad para el Pueblo.

El Profesor les propuso entonces a sus alumnos realizar un experimento para ese Año Escolar, sobre "El Socialismo". Todos aceptaron. Para que todos fueran Socialistas, o sea para que hubiera igualdad, las notas que obtuvieran los miembros de la clase serían promediadas, a fin de que todos los estudiantes recibieran una misma calificación, o sea, sería una clase "socialista" .

De esta forma, para el primer examen (como es habitual), algunos estudiantes estudiaron mucho, otros estudiaron más o menos, y otros no estudiaron casi nada. Se calificaron los exámenes, se tomaron las notas de todos, y fueron promediadas. El promedio de la clase fue 18.

Los estudiantes que se habían preparado muy bien, quedaron muy desconformes mientras que los que estudiaron poco o nada, estaban felices. Pero todos con resultados iguales = 18 puntos a cada alumno = "Socialismo".

Cuando presentaron el segundo examen, los estudiantes que anteriormente habían estudiado mucho, decidieron no esforzarse tanto, ya que su nota sería promediada. Aquellos que habían estudiado poco lo hicieron menos todavía, porque confiaban en que otros (no ellos) se esforzarían para subir el promedio. ¡Pero el promedio en este segundo examen fue 13 puntos! Nuevamente, los que estudiaron algo estaban algo molestos, y los que no hicieron nada estaban medianamente satisfechos.

Finalmente, en el último examen del año, el promedio de toda la clase fue 8 y por tanto todos reprobaron!! Pero todos eran iguales y repitieron el año sin excepción alguna. Ninguno de los estudiantes estaba realmente feliz...

El profesor les preguntó si ahora entendían lo que significaba "SOCIALISMO" . La razón del gran fracaso del socialismo en el mundo es simple, simplemente los que no hacen se benefician de los que hacen. No hay incentivos para los que se esfuerzan, y hay premios para los que eluden labor y responsabilidades. No se recompensa la excelencia, pues nunca se llega a ella ya que la mayoría empuja hacia abajo.

El que trabaja debe pagar sus cuentas, pero al que no trabaja, se las paga el gobierno!! Con los recursos aportados por el que trabaja!! O sea, el que trabaja paga doble!! Es la garantía del fracaso. Todos iguales, pero allá abajo, semisumergidos en el pantano de la mediocridad. Tan espeso que nadie se hunde del todo, pero tan denso y pegajoso que a nadie permite llegar a la orilla y salir.

El socialismo mata la individualidad de las personas, que es la clave para la toma de decisiones libres..
¿¿¿Será entonces, que nos seguimos tragando este rollo???

viernes, 31 de julio de 2009

APRENDIENDO A VIVIR....

Hay un período en el que los padres quedamos huérfanos de nuestros hijos; es que ellos crecen independientemente de nosotros, como árboles murmurantes y pájaros imprudentes.

Crecen sin pedir permiso a la vida, con una estridencia alegre y, a veces, con alardeada arrogancia.


Pero NO crecen todos los días; crecen de repente.


Un día, se sientan cerca y con increíble naturalidad, te dicen cualquier cosa que te indica que esa criatura, hasta ayer en pañales y pasitos temblorosos e inseguros..., creció.

¿Cuándo creció que no lo percibiste?. ¿Dónde quedaron las fiestas infantiles, los juegos en la arena, los cumpleaños con payasos?.

Crecieron en un ritual de obediencia orgánica y desobediencia civil.

Ahora estas ahí, en la puerta de la disco, esperando ansioso, no sólo que no crezca, sino que aparezca... Allí están muchos padres al volante, esperando que salgan zumbando sobre patines, con sus pelos largos y sueltos. Y allí están nuestros hijos, entre hamburguesas y gaseosas; en las esquinas, con el uniforme de su generación y sus incómodas mochilas en la espalda.




Y aquí estamos nosotros, con el pelo cano...

Y son nuestros hijos; los que amamos a pesar de los golpes de los vientos, de las escasas cosechas de paz, de las malas noticias y las dictaduras de las horas. Ellos crecieron observando y aprendiendocon nuestros errores y nuestros aciertos; principalmente con los errores que esperamos no repitan...

Hay un período en que los padres vamos quedando huérfanos de hijos...; ya no los buscamos en las puertas de las discotecas y los cines. Pasó el tiempo del piano, el fútbol, el ballet, lanatación... Salieron del asiento de atrás y pasaron al volante de sus propias vidas.


Algunos, deberíamos haber ido más junto a sucama, a la noche, para oír su alma respirando conversaciones y confidencias entre las sábanas de la infancia; y cuando fueron adolescentes, a los cubrecamas de aquellas piezas cubiertas decalcomanías, pósters, agendas coloridas y discos ensordecedores.

Pero crecieron sin que agotáramos con ellos todo nuestro afecto. Al principio nos acompañaban al campo, a la playa, a piscinas y reuniones de conocidos; Navidad y Pascuas compartidas. Y había peleas en el auto por la ventana, los pedidos de chicles y la músicade moda. Después llegó el tiempo en que viajar con los padres se transformó en esfuerzo y sufrimiento: no podían dejar a sus amigos ya sus primeros amores.


Y quedamos los padres exiliados de los hijos. Teníamos la soledad que siempre habíamos deseado... Y nos llegó el momento en que sólo miramos de lejos, algunos, en silencio, y esperamos que elijan bien en la búsqueda de la felicidad y conquisten el mundo del modo menos complejo posible.


El secreto es esperar... En cualquier momento nos darán nietos. El nieto es la hora del cariño ocioso y la picardía no ejercida en los propios hijos; por eso los abuelos son tan desmesurados y distribuyen tan incontrolable cariño. Los nietos son la última oportunidad de reeditar nuestro afecto.



Por eso es necesario hacer algunas cosas adicionales, antes de que nuestros hijos crezcan.

Así es: las personas sólo aprendemos a ser hijos, después de ser padres y sólo aprendemos a ser padres, después de ser abuelos...

En fin, pareciera que sólo aprendemos a vivir, después de que la vida se nos pasó...

jueves, 30 de julio de 2009

PARA PENSAR POR LIBRE 3

Por D. Enrique Monasterio



Elenco de idólatras


Desde esta perspectiva, y en sentido amplio, cualquier pecado es una forma de idolatría, ya que el no al Señor, que toda ofensa grave comporta, es necesariamente un sí a algo creado, a algún que otro becerro incompatible con el amor a Dios.

Esto es lo que viene a decir San Pablo. El Apóstol contempla el mundo romano con sus enormes contrastes: sus logros en el orden material e intelectual y sus miserias morales. Y escribe: ...conocían a Dios, pero no le glorificaron como a Dios ni le dieron gracias, sino que se ofuscaron en sus vanos razonamientos y se oscureció su insensato corazón. Presumiendo de sabios, se hicieron estúpidos, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible por una imagen semejante a la del hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos, de reptiles. Estos eran, por lo visto, los ídolos de moda. Pero entonces como ahora, también había otros fetiches a quienes se adoraba con la misma estúpida unción: el sexo, el poder, el dinero, el prestigio... A lo mejor piensan que exagero, que nadie considera "dioses" a estas cosas. Es cierto; pero hemos quedado en que tampoco los judíos del Sinaí creían en serio en la divinidad de su becerro. En todo caso, permitanme que continúe exagerando un poco. Luego se lo piensan, y quizá alguno me dé la razón.



Idolatrías de moda
San Pablo decía que "presumiendo de sabios, se hicieron estúpidos". El fenómeno de idiotización continúa. La huida de Dios sigue afectando a la inteligencia humana. He aquí algunos ejemplos:




*Los adoradores del sexo (podríamos llamarlos “sexólatras”). No me refiero sólo a los adictos, que bastante desgracia tienen, y a la enorme tropa de obsesos que nos rodea. Hablo más bien de esos otros que, para disimular sus complejos, engolan la voz, se calan las gafas, inventan una jerga más o menos críptica, y pretenden convertir el sexo o, mejor dicho, el placer genital, (que el sexo es mucho más grande) en ciencia, en arte, en mística, en expresión máxima de felicidad, en símbolo de liberación y en aspiración suprema del hombre. Están de psiquiatra. Me pregunto si sabrán pensar en otra cosa.





*Los componentes de las tribus racistas. Ya los conocéis: van por la vida enseñando músculo y marcando el paso. Su ídolo predilecto suele ser el espejo; se transponen ante el azul de unos ojos y ante una melena rubia. Pero son buenos chicos: ladran en tres idiomas, y hacen mucho deporte; sobre todo, defensa personal y leña al negro.



*Los idólatras del dinero. ¡Es sagrado!, aseguran. Y, por el, pierden la salud, la dignidad y el tiempo. Del trabajo, sólo les importa el sueldo, no el servicio que puedan prestar a los demás. Ricos o pobres, sólo tienen un tema de conversación: el billete. Su corazón está bien acorazado, y emite el sonido inconfundible de una calculadora.



*Y podríamos seguir con los adoradores del poder, que viven, sufren, se despedazan y mueren por el gustirrinín del mando;


*los coleccionistas de placeres, gastrónomos de todas las sensaciones, que entran en éxtasis ante un vino super reserva 1960 del Marqués de Gruñón, y en el fondo son sólo unos pobres cursis... Y así sucesivamente.



Ídolos de tercera.
Sigamos bajando de nivel, y exageremos un poco más. Por supuesto, no quiero decir que los que a continuación enumero caigan, de verdad, en el pecado de idolatría. Pero reconozcamos al menos que el fenómeno es parecido:
*los teleadictos, permanentemente disecados ante la pantalla con el mando a distancia en sus manos, que es el símbolo del poder en el hogar. Llegará el día en que, al pasar por delante de la tele, harán genuflexión.

*los histéricos del rock, que, para expresar su entusiasmo en un concierto, o simplemente ante la presencia del cantante de turno, chillan como jabalíes malheridos, se muerden los puños, cierran los ojos con pasión y sufren espasmos musculares de carácter epiléptico.
*los ultras del Madrid, del Athletic, del Barça, del Rayo o del Trueno, que utilizan el deporte como escurridero de todas sus bajezas, y adoran a su equipo sólo la mitad de lo que odian al contrario.
*Y por último, los adoradores del motor de explosión, que merecerían un capítulo aparte, porque son multitud. Es más, me temo que todos estemos contagiados por la epidemia. ¡El coche! Este es el gran ídolo, un fascinante becerro de chapa y pintura, con cilindros y tubo de escape, y con algunas cosas más que casi nadie entiende, pero que los vendedores describen con acariciadores y misteriosos términos.

¡El coche! Los anuncios de la tele lo hacen nacer como a un dios pagano: en el cráter de un volcán, mientras suenan los primeros acordes de "Así habló Zaratustra", que siempre ha sido un fondo musical la mar de resultón. Inmediatamente una voz profunda y grave lo califica de “salvaje, poderoso, bestia llena de belleza, agresivo, veloz como el huracán y suave como la brisa". A continuación vemos cómo la divina máquina sobrevuela una multitud de fieles adoradores que aplauden furiosamente Y cuando termina la publicidad y empieza, lo de siempre, un concurso, aplaudiremos también nosotros llenos de entusiasmo al comprobar que a la pareja de turno les ha correspondido..., ¡este coooche! Y saltan, se abrazan, lloran de entusiasmo; y él (casi siempre él) penetra en el sancta sanctorum, agarra los mandos, Y siente la emoción de incorporar a su cuerpo un esqueleto externo de 160 caballos, con airbag, cierre centralizado, frenos de disco, aire acondicionado y llantas de aluminio. A partir de ese momento, el feliz propietario no hablará de la máquina como de un objeto más, sino que la incorporará a su organismo como se incorpora una prótesis dental, un marcapasos o un implante de cabello. Las averías del vehículo serán lesiones o enfermedades propias. Su mecánico será tan importante como su médico de cabecera. Y le dirá:Doctor, me patina el clutch, me rasca la tercera, me han abollado una lodera. ¿Habrá que operar? Empleará la bocina como una nueva laringe para avisar, reñir, quejarse, protestar, saludar o cantar. Gruñirá detenido ante el semáforo en rojo accionando el pedal del acelerador, para impresionar con el carraspeo de sus cuatro cilindros en línea; hará guiños con los faros..., se declarará a su novia desplegando las mil habilidades de la computadora de a bordo. Y cuando alguien se atreva a rozar su cáscara metalizada, se deprimirá o montará en cólera, como si le estuviesen arrancando el pellejo a tiras.
Francamente, si los adoradores del becerro levantaran la cabeza, seguro que dirían que lo suyo no fue tan grave.

martes, 28 de julio de 2009

PARA PENSAR POR LIBRE 2 (Por D. Enrique Monasterio)


¿QUE DICE LA FE?

(El jueves pasado hablabamos de las supersticiones)


La fe, paradójicamente, nos dice que hemos de ser mucho más incrédulos que esos agnósticos. “No habrá para ti otros dioses delante de mí”, enseña la Sagrada Escritura. Hay que creer en Dios y sólo en Dios. Sólo el Señor es objeto de fe, de esperanza, de amor y de adoración.


Creer ‘’demasiado” (en demasiadas cosas) es tan ofensivo para Dios como abandonar la fe. Ser supersticioso “por si acaso” es tan tonto como no serlo “porque trae mala suerte”.


Al llegar a este punto, sólo me queda hacer un elenco de pecados, tan antiguos como el hombre, pero que vuelven con ímpetu renovado y empiezan a sonar a nuevo. No tendré más remedio que hablar de ellos, aunque sea un poco:

La idolatría. ¿Os acordáis la historia del becerro de oro? Hablaremos de otros becerros y de algunos borregos.

El espiritismo, ese extraño juego que inventaron hace un siglo las hermanas Fox, y que ha contribuido a fomentar la histeria entre la población civil.

El satanismo, con todas sus secuelas aun más peligrosas, porque el demonio existe, aunque no se dedique a meter miedo a los niños ni a hacer numeritos pirotécnicos con efectos especiales.

La magia (y, por supuesto, no me refiero a la de Tamariz).

la superstición en general: la epidemia de los amuletos; los gafes, etc.


Estoy seguro de que, para la mayoría de ustedes, todo esto os suena un poco a broma. Y me alegro. La fe contribuye muy eficazmente a conservar el equilibrio mental y a no perder el sentido común. Por el contrario, alejarse de Dios lleva con frecuencia a adoptar ritos, creencias, y manías (a lo mejor sólo son eso, manías), que en el mejor de los casos dan risa.


Por eso, hacer apostolado, recristianizar el ambiente es también ir atornillando cabezas a nuestro alrededor; y, aunque quizá no tenga mucha importancia, olvidarse del zodíaco y de sus signos, descolgar la herradura de la puerta y ponérsela en los borceguíes a algún que otro supersticioso, tirar la pata de conejo, y, en lugar de llevar al cuello un colmillo de gorila, ponerse una medalla escapulario, que es infinitamente más útil.


Y si te pasa como a Nacho, que una niña te dice eso de ‘’yo soy Escorpio, ¿y tú?” Le contestas: “Yo, Felipe “.

Dioses, becerros y borregos
Me lo contó hace años don Justo Luis que, además de sacerdote, es pintor, filósofo, escritor, poeta y muchas cosas más, y acababa de regresar de Roma con un grupo de estudiantes valencianos; estuvimos en el Campidoglio... comenzó desolado. Imagínate: la plaza más perfecta del mundo. Empecé a explicársela..., y ya llevaba hablando un buen rato cuando volví la cabeza un segundo para ver si mis palabras encontraban eco en los chavales. Estaba solo: los que me acompañaban se habían quedado atrás y rodeaban a una potente moto japonesa al pie de la escalinata...Justo parecía verdaderamente abatido. Y más cuando vio que yo me lo tomaba a broma. No sé de qué te ríes. Bajé indignado a buscarlos, y uno, al verme, me dijo “¡don Justo, fíjese qué moto más bestial!” No creo que Moisés se sintiera peor que yo cuando descendió del Sinaí con las Tablas de la Ley y se encontró a su pueblo adorando al becerro de oro. ¡Hombre, Justo, tampoco te pases...!


Pero regresando al tema; ocurre, sin embargo, que el hombre necesita de Dios. Lo busca siempre, incluso sin saberlo, con todo su ser, porque hemos sido pensados para amar en serio, es decir, para entregarnos. "La monedica del alma, escribió Machado, se pierde si no se da. ¿Y quién sino Dios es digno de recibir esa moneda, entera y para siempre? Ese sometimiento pleno es lo que llamamos adoración. Y es, más que un deber, una exigencia de la naturaleza creada. De ahí que, cuando el hombre no encuentra o rechaza al Dios verdadero, único ser adorable, se busque un sucedáneo, un sustituto, un ídolo.

jueves, 23 de julio de 2009

JUEVES PARA PENSAR POR LIBRE 1 (Por D. Enrique Monasterio)

A partir de hoy, y mientras me dure el libro, publicaré cada martes y jueves un capítulo del libro de D. Enrique Monasterio "PENSAR POR LIBRE". ¿Por qué? Pues porque me parece que es un verdadero tesoro, y no puedo menos que compartirlo. Creo que nos puede ayudar poner el coco en cosas importantes, y como dice D. Enrique "a sonreir un poco, que es saludable ejercicio".



SUPERSTICIONES A LA CARTA



Hoy más que nunca siento la tentación de tomarme a broma uno de los fenómenos más serios y significativos de esta época paradójica y un poco esquizofrénica que nos ha tocado vivir: la epidemia de supersticiones que nos invade, y la extraña fauna de personajes que comercian con la creciente credulidad del personal: adivinos, futurólogos, espiritistas, parapsicólogos, astrólogos, tecnoexorcistas, videntes, mediums, brujos, brujas, mesías, curanderos, sanadores, echadores de cartas, invocadores, de diablos, fantasmas, fantasmones, cazafantasmas, magos, rastreadores de ovnis, quiromantes.., y consumidores histéricos de todas clases, que alimentan a los anteriores con admirable generosidad.

La epidemia alcanza también a las librerías, a la radio, al cine, a la televisión, al mundo de la política y de la música. Y está tan extendida que me va a resultar imposible siquiera describirla en este breve espacio. Piensen, por ejemplo, en el crecimiento espectacular de la literatura esotérica que llena los estantes de los grandes almacenes. Me refiero a esos libros en los que se mezclan ingredientes tan heterogéneos como el fenómeno ovni, la Biblia, las pseudoprofecías más de moda, la posición de los astros, los templarios, la parapsicología, el péndulo de la señorita Pepis y el huevo de Colón.

El cóctel, sabiamente agitado, produce una extraña fascinación entre determinada clientela. Y lo que llaman “literatura fantástica” renta, en verdad, fantásticos beneficios a sus editores.

Los más graciosos de todos son los que adoptan aires doctorales y jergas pseudocientíficas, que ni ellos mismos entienden, para dar a sus memeces un aire aún más misterioso y arcano. Y es que la vieja terminología esotérica ya no impresiona a nadie. ¿Quién va a creer en duendes, en fantasmas, en brujas y espectros a estas alturas del siglo XX? ¡Por favor, seamos modernos!, clamaba Benigno Ramírez (alias Guasintón), Master en Ciencias Ocultas y Dietas Alternativas, por la Universidad Libre de Maracañí, en su tradicional alocución a los diplomados de la academia. No hablemos de profetas, sino de futurólogos. No digamos espíritus malignos, sino energías negativas. Nada de voces de ultratumba: ¡psicofonías!, eso es lo que son. Y además, las grabamos en magnetofón y las vendemos en la sección de empanadas del hipermercado.

No es broma, no. En la radio, que según dicen es el medio que goza de mayor credibilidad, son contadísimos los minutos a la semana que algunas emisoras sólo algunas dedican a la información o a la formación religiosa o doctrinal. Pero en cambio hay infinidad de espacios destinados a consultas astrológicas, al tarot, a las últimas novedades del horóscopo, etc. Por un precio verdaderamente módico, un profeta con gafas y pijama floreado lo mismo te elabora una carta astral para colgarla en el salón-comedor, que te interpreta el último sueño que hayas tenido por culpa de aquella carne mal digerida. Y lo más sorprendente del caso es que, a la vera del profeta, hay un profesional de la emisora, un informador, que aguanta impávido la marea de estupideces, e incluso interroga respetuosamente al hechicero de turno con tanta seriedad y unción como si se tratara del Oráculo de Delfos reencarnado.

¿Como se ha llegado a esta situación? ¿Es sólo un fenómeno sin importancia, un juego más o menos de moda que pasará igual que vino? Me temo que no. No cabe duda de que el agnosticismo, el relativismo y el escepticismo en general han desprestigiado a la inteligencia. Los consabidos tópicos de “nadie está en posesión de la verdad”, “cada uno tiene la suya”, “lo importante es creer en algo”, "la verdad absoluta no existe", etc. convierten a la inteligencia humana en una potencia frustrada, incapaz de alcanzar nada permanente.

Dios queda muy lejos, tanto que, aunque exista, no podemos conocerlo ni pensar en Él. Todo lo que digamos sobre su naturaleza será falso, porque el entendimiento humano no está capacitado para tamaña empresa.

Así razonan los agnósticos: según ellos, Dios nos ha dado la cabeza sólo para ponernos la boina, y la inteligencia para ser ingeniosos, para hacer esgrima mental, para resolver crucigramas, y para no aspirar a mucho más. Pero el hombre no se conforma con este planteamiento. Es imposible encorsetar su espíritu, ponerle diques o encerrarlo en un estuche para que no moleste.

El materialismo no es humano. Todos sabemos que somos mucho más que materia; soñamos con la eternidad; aspiramos a ser felices no sólo a pasárnoslo bien, y seguimos buscando el Amor con mayúscula, y la Verdad y la Vida también con mayúsculas. Por eso, cuando se le niega al espíritu esa posibilidad, anestesiando sus necesarias aspiraciones, busca una salida. Y si la razón no le sirve, recurrirá a la magia o a la superstición. Cualquier cosa, incluso lo irracional, con tal de no renunciar a ser lo que es.

Como ven el asunto es serio, y por tanto vale la pena tomárselo a broma: hay que empezar a poner en ridículo a esos vividores que sonríen escépticos cuando se habla de Dios, de los santos, de los ángeles o de los demonios (que también existen), Y van por ahí adivinando destinos, consultando a las estrellas, echando conjuros o curando el mal de ojo como en los mejores tiempos de Camelot y del Mago Merlín.

lunes, 13 de julio de 2009

MATE A SU HIJO EN 4 HORAS O MENOS...

Sabia que estas cosas se ven todos los dias, pero no lo habia vivido tan de cerca. Estaba yo en la red, tratando de enviar un mensajito de texto a un celular, cuando me aparece en la pantalla esto:





El anuncio decia descaradamente: "PILDORAS ABORTIVAS" y tenia un link que te lleva a una página en la que te describen cómo esta medicina que fue pensada originalmente para la úlcera péptica, es una "excelente" alternativa a los abortos quirúrgicos, ya que produce un "aborto médico" que la paciente puede manejar ella sola, desde su propia casa.

Como soy más bien curiosa, llamé al teléfono que indicaba el anuncio, y me contestó una voz casi de ultratumba, con acento salvadoreño:


-A ver, culántas semanas tenés?


-No se... (finjí para sacar alguna información) creo que tal vez 3 o 4....


-Bueno reina, no te preocupés, decime dónde estás y en menos de 4 horas tenés solucionado el problema. Vas a necesitar dos dósis y valen Q800 (unos $100), pero por Q300 más ($35) te puedo llevar otra pastilla más efectiva y que te dará menos molestias.


Me temblaron las piernas, se me revolvió el estómago y casi vomito, asi que terminé la llamada bruscamente.


Hace días don Enrique Monasterio escribió el siguiente artículo, una situación que desgraciadamente está sucediendo ahora todos los días, no necesita más comentarios:

Catalina está un poco embarazada, casi nada en realidad. Su embarazo es tan pequeñito que casi no es embarazo. Es un embarazo a lápiz, en papel borrador, que se va como ha venido. Además tampoco lo sabe seguro, porque la cosa fue ayer mismo.

Catalina tiene 15 años y va a la farmacia con frecuencia. Antes compraba regaliz y clerasil para los granos. Hoy comprará un antiácido, que no necesita receta, porque la lógica ansiedad del evento le ha generado un poquito de hiperclorhidria, y pedirá también un antibiótico para el flemón. El flemón es casi tan pequeño como su embarazo, pero para ése sí que lleva una receta que le dio el dentista.

Luego pedirá la píldora “porsiacaso” —así la llama su amiga Loli—, que vale 20 euros (Loli no, la píldora). Loli vale mucho más, porque su padre tiene pasta por un tubo y ha comprado varias píldoras (su padre no, Loli) para no tener que ir a la farmacia después de estar con Manolo. Catalina supone que “porsiacaso” no es el nombre auténtico del medicamento, pero Nieves, que es una farmacéutica superguay, se lo aclarará.

Catalina está nerviosa pero contenta. Gracias a la nueva píldora será más libre cuando esté con su primo Borja. Además le han explicado en el cole que mientras el embrión no anide te lo puedes quitar, porque es como si no existiera. Y la anidación sólo ocurre unos días más tarde.

Cuando la profe lo dijo en clase, Richi, que es un bocazas medio tonto, contestó: “Eso es como decir que hasta que el niño no esté en la cuna no es niño y te lo puedes cepillar”. Catalina se mosqueó y dijo que “no es lo mismo Richi, qué bruto eres”; pero todos se rieron porque ya sabían lo de ella y Borja.

Catalina llega a la farmacia, pero como hay una vieja (lo menos tiene 40 años) comprando, pide primero el almax para la acidez y el augmentine que le ha recetado el dentista. La farmacéutica se lo trae todo y le pregunta: “¿quieres algo más, guapa?”.

Como la vieja no se acaba de ir, Catalina aprovecha para pesarse y comprobar que los tres helados que se tomó con los coleguis le han engordado casi medio kilo. Se va la vieja, y entonces dice: “ah, se me olvidaba. También quiero…, la píldora esa… pa después, ¿mentiendes…?

Nieves la mira de arriba a abajo y le pregunta si es para después de comer o para después de ponerse ciega de cocacola con güisqui. Catalina se mosquea y le dice que ya sabe ella de qué está hablando y que tiene derecho a la píldora comosellame. Entonces Nieves le responde que en su farmacia no se despachan abortivos aunque venga la ministra con una pistola; que a lo hecho pecho, y que se lo piensa decir a su padre (al de Nieves no, al de Catalina) para que se entere de lo que hace la niña.

Catalina se marcha con un mosqueo considerable y va en busca de otra farmacia alejada de su casa donde no la conozcan. Al fin la encuentra y le dan la famosa píldora. ¿Sólo una?, pregunta la niña. El boticario se le ríe a la cara y le dice que para qué quiere más. “¿Es que te dedicas a eso? ¿Eres una profesional?”

Catalina se ha tomado la píldora con un vaso de Coca-cola light. Ella habría preferido una copa de Baylis, que es dulce como un caramelo y, con un poco de hielo, te pones la mar de contenta, pero es que el alcohol no se lo venden ni con receta.

Por la noche piensa que ya puede estar tranquila; que la cosa no ha tenido importancia, porque además lo más probable es que no estuviera embarazada. Y si lo estaba era un embarazo muy pequeñito, y el embrión no había tenido tiempo de anidar. O sea que Nieves es una exagerada, pero no le dirá nada a papá. Y si se lo dice, que se lo diga. Porque ella tiene sus derechos, que se lo ha oído a una ministra muy mona que hay ahora.

Catalina se mete en la cama. Siempre ha rezado tres avemarías, pero hoy le da cosa y no reza nada.

Apaga la luz y se pone a llorar como cuando era muy pequeña y no podía dormir sola.









sábado, 11 de julio de 2009

EL EXITO ES APRENDER A FRACASAR


http://www.interrogantes.net/


El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse, decía el conocido estadista e historiador británico Winston Churchill. Nadie puede decir que no fracasa nunca, o que fracasa pocas veces. El fracaso es algo que va ligado a la limitación de la condición humana, y lo normal es que todos los hombres lo constaten con frecuencia cada día. Por eso, los que triunfan en la vida no es porque no fracasen nunca, o lo hagan muy pocas veces: si triunfan es porque han aprendido a superar esos pequeños y constantes fracasos que van surgiendo, se quiera o no, en la vida de todo hombre normal.


Triunfar es aprender a fracasar. De esta curiosa paradoja depende en mucho el acierto en el vivir. Cada frustración, cada descalabro, cada contrariedad, cada desilusión, lleva consigo el germen de una infinidad de capacidades humanas desconocidas, sobre las que los espíritus pacientes y decididos han sabido ir edificando lo mejor de sus vidas.


Efectivamente, normalmente, el éxito en la vida viene de haber sabido afrontar las inevitables faltas de éxito del vivir de cada día. Y los que, por el contrario, fracasan en la vida son aquellos que con cada pequeño fracaso, en vez de sacar experiencia, se van hundiendo un poco más. Por eso, se trata de descubrir que las dificultades de la vida juegan, en cierta manera, a nuestro favor. Que un fracaso hace lucir ante uno mismo la propia limitación pero, al tiempo, nos brinda la oportunidad de superarnos, de dar lo mejor de nosotros mismos. Y que es precisamente, en medio de un entorno en el que no todo nos viene dado, como se va curtiendo el carácter, como va adquiriendo fuerza y autenticidad.


Por eso, en la tarea de educar el propio carácter, o el de los hijos, es muy importante no caer en ninguna especie de neurosis perfeccionista. Sería una completa ingenuidad dejar que la vida se diluyera en una desesperada búsqueda de algo tan utópico como es el deseo de permanecer en un estado de euforia permanente, o de continuos sentimientos agradables. Quien pensara así, estaría casi siempre triste, se sentiría desgraciado, y los que le rodeen probablemente acabarían estándolo también. Como decía Gertrud von Le Fort, “hay una dicha clara y otra oscura, pero el hombre incapaz de saborear la oscura, tampoco es capaz de saborear la clara“. O como decía Quevedo, “el que quiere de esta vida todas las cosas a su gusto, tendrá muchos disgustos“. Porque errores los cometemos todos. La diferencia es que unos sacan de ellos enseñanza para el futuro y humildad, mientras que otros sólo obtienen amargura y pesimismo. El éxito, volvemos a repetir, está en la capacidad de superar los tropiezos con deportividad.


miércoles, 8 de julio de 2009

LO QUE PIENSA UN HOMBRE ENAMORADO

Lo que publico hoy lo escribió "Rafa", un comentarista del 5ºB, y no cabe duda de que es un hombre realmente enamorado. Me impresionó cómo se expresa, cómo logra que cualquiera que lea esto entienda que el amor es DAR y no RECIBIR. Igual que los posts de ayer y hace dos días, lo copio, sin más.

Mi mujer y yo tenemos seis hijos vivos (los seis por cesárea) y tuvimos tres abortos naturales; o sea, tres hijitos en el Cielo. Total: nueve.

Quiero aportar dos comentarios por si pueden ayudar:

1.- El uso de los MNRF (MÉTODOS NATURALES DE REGULACIÓN DE LA FERTILIDAD) requiere de una condición indispensable: LA APERTURA A LA VIDA. No consiste en "cambiar" contracepción por MNRF sin más; eso sería una hipocresía o al menos una tontería. En nuestro caso, por una cuestión de prudencia y responsabilidad, espaciamos la venida de ese don que es cada hijo, pero SIEMPRE abiertos a la posibilidad de que, si es la voluntad de Dios, llegará uno. Así fue con nuestro sexto hijo, Jaime.

De esta forma, si llega un bebé "inesperado", nunca será un hijo "no deseado". Desde el seno materno sentimos, vivimos, si existe un rechazo por parte de la madre hacia la nueva vida. Y es que CADA VIDA IMPORTA; CADA VIDA VALE INFINITO, y si entendemos y creemos esto, no podemos aceptar ninguna acción que vaya contra la vida.

2.- Una cuestión clave en el uso de los MNRF es entender que la FECUNDIDAD se puede reconducir. Me explico: en los días fértiles de la mujer, si el matrimonio ha decidido espaciar la posible venida de un hijo, no se trata de que el hombre "se contenga, se aguante..." Eso es muy pobre. Hay que saber amar, y una forma de hacerlo es convertir esa fecundidad, esa entrega, en otros ámbitos de la convivencia, haciendo cosas que agraden a tu esposa: llevarla a cenar, traerle flores o darle cualquier sorpresa a través de la que puedas dar "salida" a ese amor. Porque esa es la base de una sexualidad plena: pensar, obrar y actuar por el otro; por el TÚ, y no por el YO. Y la sexualidad no es sólo genitalidad o sólo afectividad: los tres dinamismos de la persona: físico-biológico, psico-afectivo y espiritual, están y actúan SIEMPRE en toda relación. Y eso es así y no se puede separar, guste o no guste.

martes, 7 de julio de 2009

EL SENTIDO DE LA SEXUALIDAD

Este post está increible!! Pueden encontrar en EL 5ºB (uno de mis blogs favoritos) éste y otros artículos muy buenos.

Este vale la pena leerlo pues ayuda a entender, de modo muy sencillo cómo debe ser el matrimonio.



He entendido el verdadero significado de la sexualidad después de ejercitarla correctamente. Cuando me casé solo quería que aquello que iniciaba saliera bien y sabía que, tanto por educación como por carácter, tenía muchos boletos para que fuera un desastre: Viví la infancia con mis padres separados, (el matrimonio para mi era un duelo). Soy lista, dura e incombustible como la madre que me parió (... y a veces "cargo demasiado las tintas").

Fue una apuesta por la doctrina de Juan Pablo II sencillamente porque me inspiraba confianza, no porque yo tuviera fe, ya que hasta entonces solo me dejaba acunar, arrullar, por la fe que tenía Luis.

Tratando este tema no pretendo juzgar a nadie solo abrir luces porque ir en contra de la naturaleza tiene un precio y normalmente muy caro. No hemos sido creados por nosotros mismos y si no respetamos nuestra naturaleza nos pasa como a un coche que por cabezonería de su dueño no se cambia el aceite o se lleva revolucionado siempre a tope, puede que al principio funcione bien, pero termina dando problemas.

Respetar los ciclos de fertilidad de la mujer para evitar enbarazos, es adaptarse a la naturaleza y está en consonancia con el carácter unitivo de la sexualidad. Si el ser humano es capaz de amar en todo momento y no solo cuando es fecundo es porque El que lo creó quiso que la sexualidad tenga también esa otra misión. En mi caso como no he vivido impedimentos serios -y soy muy ambiciosa de felicidad- me he podido permitir no evitar embarazos, pero entiendo que no todos tengan esta suerte.

La contraconcepción tiene un drama tremendo que habrá que desarrollar con mucho tacto, crea desunión (al reves que respetar los ciclos de fertilidad) y culmina en la justificación del aborto. Y el aborto no cabe duda de que es inmoral porque es matar, aunque sea en los primeros días. La píldora del día después también es inmoral, es como si clavo un cuchillo a un bulto que puede ser un hombre, si era una almohada no mato, pero mi intención es precisamente que si hay vida, muera.

No voy a seguir tratando el tema como de moralidad o inmoralidad porque no soy moralista sino mujer, esposa y madre y he descubierto un don maravilloso que quiero compartir por si a alguien le ayuda. En principio lo descubrí por experiencia, después he estudiado sobre ello.

lunes, 6 de julio de 2009

...TERMINE CREYENDO EN DIOS PORQUE TUVE MUCHOS HIJOS...

Los próximos días estaré publicando algunos posts, y comentarios a esos posts que tratan sobre sexualidad. Los escribió una amiga, a quien admiro mucho. Realmente he querido decir muchas veces lo que ella explica, pero yo no habría podido decirlo mejor....

Leí ayer: “…sin tomar en serio la contracepción no hay credibilidad para oponerse al aborto”, yo añadiría “sin entender la sexualidad no puede tomarse en serio la contracepción”.
La sexualidad está ordenada a la expresión del amor a través de un acto personal de entrega y aceptación del otro.

El ejercicio de la sexualidad tiene como consecuencia la procreación, y disociar las dos orientaciones de la sexualidad –unitiva y procreadora- mediante el uso de medios artificiales supone sustituir el carácter de donación por el de apropiación del otro, que ya no es aceptado en su totalidad, sino solo como objeto que proporciona placer u otras ventajas, cosificándole.

Para entenderlo mejor pensemos en un juez que utiliza el poder que legítimamente le ha sido concedido para obtener un puesto de trabajo para un amigo. El fin no es ilícito pero es distinto de perseguir la justicia que es el fin a que está ordenado su poder. Pues entiendo que de la misma manera se aparta de la moralidad el ejercicio de la sexualidad que busca únicamente el placer, alejándose de las otras dos orientaciones para las que es obvio que existe.

Comprendo perfectamente la práctica de la contracepción, si yo no he caído en ella es porque pronto intuí que cada vida nueva es un tesoro del que iba a participar….. Yo no tuve muchos hijos porque creyese en Dios, terminé creyendo en Dios porque tuve muchos hijos, lo que me ha llevando a comprobar que mi misión en esta vida es ir descubriendo un plan maravilloso trazado para mí, del que no quiero apartar por una estupidez…


jueves, 25 de junio de 2009

RESCATE!!!

Esto es un comentario que apareció en un blog vecino, es un médico a quien una amiga ha llegado a pedir consejo. Imito a don Enrique, y lo copio tal cual....

Primera parte

Esta mañana he estado hablando con una persona que me ha llamado asustada. Le han dicho los médicos que, por su edad, tiene un riesgo mayor de que el niño que está esperando tenga síndrome de Down. Me dice que en el hospital la han coaccionado para hacerse la amniocentesis. Ella ha dicho que, antes de firmar nada, quería enterarse bien (porque allí no le han explicado nada; sólo que como está de 15 semanas tiene que hacérsela pronto, antes de las 20 para poder abortar legalmente). Es una persona sencilla, sin cultura, a la que han asustado porque tiene 40 años. Yo soy médico de familia en ejercicio. Hemos hablado más de una hora. Le he explicado que la amniocentesis es una prueba diagnóstica con riesgo alto de provocar daño al niño, y que para qué se la va a hacer, si no piensa matar a su hijo aunque esté enfermo. Me ha preguntado cómo es el niño con 20 semanas y se lo he contado. Me ha preguntado cómo hacen el aborto y también se lo he contado.

Se lo está pensando...

Segunda parte

Esta mañana he visto seis llamadas perdidas de la persona a la que coaccionaban para hacerse la amniocentesis. La llamo y me dice llorando que está en el hospital porque tenía nueva cita con el gine y que le han echado la bronca por no ir a la cita de la amnio y que quieren que firme otra cosa para hacerle otra prueba que no entiende que es.

Le digo que me espere que voy. Llego al hospital y la encuentro escondida. Me dice que es porque cuando salen a llamar y le ven le vuelven a regañar y le instan para que firme. Veo que lo que tiene que firmar es que se le ha aconsejado hacerse la amniocentesis y que no se la hace porque ella no quiere y también que le van a hacer una ecografía especial para ver malformaciones posibles pero que no es tan precisa como la amniocentesis y que si luego el niño tiene algo que no se ha visto que no proteste. ALUCINANTE!

Me identifico como médico y me explayo... les digo que no explican las pruebas, que no explican el consentimiento informado, que les coaccionan a firmar algo que no entienden, que no se hace la amniocentesis porque no quiere arriesgarse a hacer daño al bebé, que además no va a matar al niño salga lo que salga por tanto no tiene razón de ser hacérsela y que la ecografía se la hace pero la amniocentesis no.

A mí no se atreven a decirme nada pero la tumban en la camilla y le vuelve a decir CUATRO veces que por qué no se la hace, (yo oyendo todo porque solo nos separaba una cortinilla) y le preguntan "¿pero es que no interrumpirías el embarazo si el niño tuviese síndrome de Down?" y mi amiga: PUES NO! "Ah! bueno entonces es verdad que no tiene sentido que te la hagas, ya no te insisto mas pero que sepas que aunque la ecografía ha salido RIGUROSAMENTE NORMAL, por tu edad tienes mas posibilidades..."

A mí, ni me miran, ni me tratan como a un "colega de profesión", PENOSO!!!!

Ellos mismos se descalifican... humilla el que puede no el que quiere...A la salida me dice mi amiga que con tanta insistencia y sin entender nada si no llego a estar yo le convencen.

Está visto que tenemos que ir rescatando a los niños uno por uno. PUES LO HAREMOS!

23 de junio de 2009

viernes, 19 de junio de 2009

CAMPAÑA POR LA "IGUALDAD"

Hoy salió en Guatemala una campaña en favor de promover la "IGUALDAD" y el orgullo Gay. La campaña, lo que he visto de ella, incluye las colas de los buses urbanos con fotos gigantes de parejas jóvenes homosexuales.

Respeto a todas las personas, todos somos hijos de Dios, pero no podemos permitir que nos engañen. No podemos ser "iguales".

Físicamente somos diferentes, psicológicamente somos diferentes. Somos hombres, o somos mujeres, pero no podemos ser alguna mezcla intermedia.

La estructura de nuestro mundo, la familia, necesita, como las grandes estructuras, unos buenos tornillos sujetados por tuercas. No me inmagino la Torre Eiffel, rígidamente en su sitio por tantos años, sujetada sólo por tornillos, o solo por tuercas!!

Más información sobre formas de ayudar a personas que tienen problemas con su identidad sexual: http://www.esposiblelaesperanza.com/

miércoles, 3 de junio de 2009

AMISTAD, AUTORIDAD Y OBEDIENCIA


Por: Alfonso Aguiló

La amistad entre padres e hijos se puede conjugar perfectamente con la autoridad que requiere la educación.


Es preciso crear un clima de gran confianza y de libertad, aun a riesgo de que alguna vez seamos engañados. Más vale que luego ellos mismos se avergüencen de haber abusado de esa confianza y se corrijan.


En cambio, cuando falta un mínimo de libertad, la familia se puede convertir en una auténtica escuela de la simulación.


—Pero a los adolescentes les cuesta mucho obedecer, les parece humillante...


Tienen que entender que, nos guste o no, todos obedecemos. En cualquier colectivo, las relaciones humanas implican vínculos y dependencias, y eso es inevitable. No pueden engañarse con ensueños de rebeldía infantil.


Pero, de todas formas, piensa si quizá les cuesta mucho obedecer porque tú no sabes mandar sin imperar. No olvides que hay muchos detalles que hacen más fácil y grata la obediencia:



  • Exígete en los mismos puntos en que aconsejas, mandas o corriges. Es muy duro, si no, escucharte luego que tienen que ser humildes, pacientes y ordenados, si tú no vas por delante con el ejemplo.

  • Manda con afán de servir, sin dar la sensación de que lo haces por comodidad personal. Que vean que te molestas tú primero. Muchas veces así ellos entenderán, sin necesidad de que nadie se lo diga, que deben hacer lo mismo.

  • No exhibas demasiado la autoridad. No des lugar al temor o a la prevención.

  • Procura saber lo que hiere a cada uno, para evitarlo delicadamente si es preciso. Sé comprensivo y sé muy humano. Aprende a disculpar. No te escandalices tontamente, pues supone casi siempre falta de conocimiento propio.

  • Habla con llaneza y sin apasionamiento, sin exagerar, procurando ser objetivo. Aprende a discernir lo normal de lo preocupante o grave.

  • Habla con claridad, a la cara. No seas blando, pero tampoco cortante.

  • Sé positivo al juzgar y pon en primer término las buenas cualidades, antes de ver los defectos, y sin exagerarlos.

  • No quieras fiscalizarlo todo. No quieras uniformarlo todo. Ama la diversidad en la familia. Inculca amor a la libertad, y ama el pluralismo como un bien.

  • Respeta la intimidad de tus hijos, sus cosas, su armario, su mesa de estudio, su correspondencia. Y enséñales a respetar a los demás y su intimidad.

  • No dejes que se prolonguen demasiado las situaciones de excesiva exigencia. Para ello, debes estar atento a la salud y al descanso para que nadie llegue al agotamiento psíquico o físico. Debes extremar los cuidados a los más necesitados (no todos los hijos son iguales), para evitar que tomen cuerpo las crisis de crecimiento o de madurez.

domingo, 31 de mayo de 2009

DIEZ PRINCIPIOS PARA MEJORAR LA AUTOESTIMA EN LA FAMILIA

Por: Aquilino Polaino (Agea.net)


1. Disponibilidad

Consiste en dedicar tiempo (¡que es lo que menos tenemos!) a atender a nuestros hijos y esposo/a. Con los adolescentes, por ejemplo, no vale lo de “este tema ya lo hablaremos el sábado con tranquilidad, cariño”. Para el sábado, tu hija de 13 años ya se ha emborrachado con una amiga y van a hacer lo que se les ocurra, porque el padre estaba deslocalizado, como las empresas. Hay que estar disponible, porque hay problemas que sólo se arreglan en el momento en que el otro se anima a plantearlo y pide ser escuchado. Recordemos que nuestros padres, al morir, sólo nos dejan realmente el tiempo que pasaron con nosotros. Demos tiempo al otro.



2. Comunicación padres-hijos: (que los padres hablen menos y escuchen más)

En muchas familias, cuando un padre o madre dice “hijo, tenemos que hablar”, el chaval piensa “uy, malo, malo”. ¿Por qué? Porque sabe que los padres cuando dicen “tenemos que hablar” quieren decir “te voy a soltar un discurso por algo tuyo que no me ha gustado”. Esto cambiaría si los padres se hicieran un propósito: dedicar el 75% a escuchar y sólo el 25% a hablar. Escuchar a los hijos (o al cónyuge, a cualquiera) es un esfuerzo activo. Hay que soltar el diario, quitar el volumen de la TV, girar la cabeza hacia quien te habla, mirar a los ojos, expresar atención. Eso es escucha activa, que es la que sirve para mejorar la autoestima de tu familia.


3. Coherencia en los padres y autoexigencia en los hijos

Uno es coherente cuando lo que piensa, siente, dice y hace es una sola y misma cosa. No tiene sentido decirle a los niños desde el sofá: “eh, vosotros, ayudad a mamá a quitar la mesa”. Hay que dar ejemplo primero. Tú, padre, has de quitar la mesa durante 5 días, que te vean. El quinto día dices a tu hijo: “venga, ahora entre los dos”. Y dos días después: “estoy orgulloso de ti, ahora ya has aprendido y ya puedes quitar la mesa tú sólo”. Y él se sentirá orgulloso de quitar la mesa. Así aprenden a autoexigirse, que es mucho mejor que tenerlos vigilados 24 horas al día. Esto es un progenitor potenciador, motivador, animador y protector al mismo tiempo. También pedimos a los niños que estudien pero ¿nos ven a nosotros estudiar, leer revistas de nuestro oficio, ponernos al día en nuestra especialidad? Hemos de poder decir: “mirad, hijos, nosotros también estudiamos”.


4. Tener iniciativa, inquietudes y buen humor, especialmente con el cónyuge

Estos tres factores son útiles para la autoestima familiar. En España el buen humor no suele escasear. Pero la rutina es un enemigo en las relaciones conyugales y con los hijos. El punto clave es que haya creatividad e iniciativa en la vida de pareja y eso se contagiará a toda la familia. Las mejores horas deben ser para compartir con el esposo o esposa. Ser papá o mamá no debe hacernos olvidar que somos “tú y yo, cariño, nosotros”. Creatividad e iniciativa protegen a la pareja de la rutina. Cuando hay rutina, es fácil que uno de los dos busque la “magia” añorada fuera, en otras relaciones. Por el contrario, si la pareja va bien, los hijos aprenden su “educación sentimental” simplemente viendo cómo se tratan papá y mamá, viendo que se admiran, se halagan, se alaban, son cómplices. “Cuando sea mayor trataré a mi mujer como papá a mamá”, piensan los niños entusiasmados. Eso les da autoestima.


5. Aceptar nuestras limitaciones, y las de los nuestros

Hay que conocer y aceptar tus limitaciones, las de tu cónyuge, las de tus hijos. Pero es importantísimo no criticar al otro ante la familia, no criticar a tu cónyuge ante los niños, o a un niño ante los hermanos, comparando a un hermano “bueno” con uno “malo”. Eso hace sufrir al hijo y le quita autoestima. Es mejor llevarlo aparte y hablar.


6. Reconocer y reafirmar lo que vale la otra persona

Seamos sinceros: no tiene sentido que andemos llamando “campeón” a nuestro niño que nunca ha ganado nada. Si ha perdido un partido de fútbol, no le llames campeón. Ha de aprender a tolerar la frustración, acompañado, eso sí. También hemos de saber (grandes y pequeños) que somos buenos en unas cosas y no en otras. “Hijo, pareces bueno en A y en B, pero creo que C no es lo tuyo”. Reafirmemos al otro en lo que vale, y se verá a sí mismo como lo que es, una persona valiosa.


7. Estimular la autonomía personal


Uno se hace bueno a medida que va haciendo cosas buenas. Es importante que lo entiendan los hijos. Lo que se hace es importante: hacer cosas buenas nos hacer buenos a nosotros. Esta idea ayuda a tener autonomía personal, hacer las cosas por nosotros mismos, para mejorar nosotros.


8. Diseñar un proyecto personal

No irás muy lejos si no sabes donde quieres ir. Quedarte quieto no es factible, uno tiende a volver a quedarse atrás. Has de tener un proyecto personal para crecer, y atender y ayudar a discernir y potenciar los proyectos de los tuyos.


9. Tener un nivel de aspiraciones alto, pero realista

Hemos de jugar entre lo posible y lo deseable. Si aspiramos alto, nos valoraremos bien, tendremos autoestima. Pero, ¿es factible? Debemos conjugar un alto nivel de aspiraciones con la realidad de nuestras capacidades y recursos.


10. Elijamos buenos amigos y amigas

El individualismo es el cáncer del s. XXI. Nosotros y nuestros hijos estamos atados a máquinas gratificantes: el DVD, la TV, la videoconsola, Internet... El trabajo en solitario va minando la amistad verdadera. ¡Los amigos comprometen mucho y al individualista no le gustan los compromisos!

Sin embargo, necesitamos más que nunca amigos humanos, personas, grandes y buenos amigos, con los que compartir muchas horas, conversaciones sinceras y cercanas, amistades de verdad, que te apoyen y te conozcan auténticamente, que te acepten con tus fallos y potencien lo mejor en ti. Seleccionar amigos así para ti y para los tuyos es la mejor inversión.

Una familia que trata de seguir estos principios contribuye a mejorar la estima en sus hijos y la autoestima en ellos mismos. Hay finalmente tres ideas más a considerar:

* Según Chesterton, lo natural tiende a lo sobrenatural mientras que lo que no se sobrenaturaliza se desnaturaliza. Es cierto. Hemos de entender que la autoestima, el amar y el amarse, es sobrenatural. ¿Has pensado en cómo te ama Dios, en lo grande, lo sobrenatural de Su amor por ti? Piénsalo. Eres muy especial para Él. Cuando vivas este amor, comunícalo a tus hijos.

* Buena parte del sufrimiento inútil en el mundo se produce porque en algunas ocasiones en las que deberíamos dedicarnos a pensar, nos ponemos a sentir; y en ocasiones que son para sentir, nos ponemos a pensar. Evitemos este sufrimiento inútil: hay momentos para pensar y momentos para sentir.

* Si luchas, puedes perder, pero si no luchas ya estás perdido. Si luchas por tu vida familiar, no estás perdido.